Pócima irresistible-Vermut

Domingo, llega la hora del vermut y en mi cabeza recuerdo aquellos mediodías en familia entregados al aperitivo. El vermut está de moda, sí señor, como bebida de vino macerado en hierbas y botánicos y, en ese momento de reunión con amigos y familiares… De aquí proviene la expresión «¿quedamos para tomar el vermú?».

Según un relato, esta bebida fue inventada por Hipócrates, célebre médico y filósofo, nacido el 460 a.C. Puso a macerar en vino flores de ajenjo y hojas de díctamo y obtuvo lo que en la Edad Media fue llamado «vino hipocrático» o, sencillamente, «vino de hierbas». A finales del siglo XVIII, con la llegada de las nuevas tecnologías, el vino aromatizado entró en una nueva dimensión de productividad, destacando la experiencia de los pioneros piamonteses, pero no fue hasta 1838, con los hermanos Luigi y Giuseppe Cora, cuando la preparación del vermú adquirió un carácter industrial.

Me defino #vermutera y muy fan de los proyectos de emprendimiento que hay detrás de las marcas de Vermut, así que esta semana en #barbireandoporspain y con mi #probandoprobando me he ido a disfrutar de estos brebajes de Ruta del vermut por Spain ¿me acompañas?. No hace falta que salgamos de los Madriles para poder disfrutar de alguno de estos vermuts…  No hay mejor templo que “La hora del Vermut”… Porque en Madrid somos muy vermuteros y una servidora es de ir a orar a esta magnífica barra. Cuenta con más de 80 referencias de vermú nacionales y además también tienen de grifo (rojo y blanco).

Algunos de los que he podido probar:

VERMUT BODEGAS LUSTAU -JEREZ

Bodegas Lustau recupera la tradición del mejor vermut de Jerez, que presenta un vermut elaborado con vinos especialmente seleccionados por su enólogo, Manuel Lozano. Este nuevo Vermut es el resultado de un perfecto ensamblaje de dos vinos envejecidos individualmente siguiendo el tradicional sistema de Solera y Criaderas: un Amontillado seco y con carácter y un Pedro Ximénez dulce, intenso y aterciopelado.

El ajenjo, la genciana y la corteza de naranja destacan entre los más de 10 botánicos y plantas aromáticas seleccionados para su elaboración, todos ellos macerados por separado, para conseguir la mejor extracción de sabores y aromas de los botánicos. El resultado es un Vermut de Jerez de color caoba, con tonos rojizos. Los aromas de fruta madura se entrelazan con notas cítricas y herbáceas sobre un fondo de madera ahumada. Es aterciopelado, sabroso y equilibrado en boca. De final amargo, con notas almendradas y de frutos secos.

VERMOUTH LA COPA DE GONZALES BYASS -JEREZ

La firma jerezana recupera la tradición de elaborar vermut a partir de recetas de 1896. Además, “La Copa” fue el hierro con el que se marcaba el ganado del Marqués de Torresoto y los elegantes caballos tres sangres, anglo-hispano-árabes, que su hijo menor, Fernando, desarrolló posteriormente.
Vermouth La Copa ha sido elaborado a partir de nobles soleras de Oloroso y Pedro Ximémez de más 8 años, junto con una cuidada selección y combinación de botánicos tales como ajenjo, ajedrea, clavo, piel de naranja, canela, nuez moscada, angélica y quina.

VERMUT GAMBITERO

¿Qué significa exactamente un “gambitero o una gambitera”?. Gambitero o una gambitera es una persona a la que le gusta divertirse, siempre pensando en pasarlo bien o en ir de fiesta. Y, cuando juntamos un vermut simpático y Gambitero sabemos que todo va a salir mejor que bien.

Este vermut está elaborado con una cuidada selección de plantas y endulzado con una combinación de azúcar y ciruela pasa de la comarca de Valdejalón, una de las mejores zonas frutícolas de Aragón. Es de color rojo caramelo, posee una gran armonía y equilibrio de sabores, dulce con intensos matices frescos y afrutados que terminan con un recuerdo floral.

VERMUT ROX MUT – ASTURIAS

Llagar Castaños recupera esta idea de hace décadas para definir Roxmut, elaborado a partir de sidra que se macera con hierbas y alcohol durante 3 meses en barrica. Aunque su sabor recuerda claramente al vermut, la presencia de la manzana con una ligera acidez final permite aligerar el clásico dulzor de algunos vermuts.

El final es seco y algo amargo con toques de madera finales, propiedades que le aporta su envejecimiento en barrica durante tres meses.

Y ¿qué mejor forma de acompañar un buen vermut?, con encurtidos, salazones y conservas: gildas, pepinillos rellenos, banderillas con salmón y atún, tienen ademas una serie de tapas muy interesantes.

¿DÓNDE ESTÁ LA HORA DEL VERMUT?:

En el Mercado de San Miguel Puesto Nº25 y en la calle Fernán de González Nº48.

Aqui estoy esperando que vengáis!!!