La divina proporción

  • 17 febrero, 2020
  • Blog
  • 0 Comments
  • Barbireando

ÁureaAsí como hay proporciones que gobiernan los sonidos armoniosos  hay otras relaciones que hacen que los objetos que guardan esa relación nos resultan bellos para el sentido de la vista.

Cazorla posee la divina proporción.

Su energía hizo que me deslizara por sus calles, dejándome envolver en la belleza de sus balcones, disfrutando uno por uno de camino a a su majestuosa Iglesia de Santa Maria.

Al mirarla detenidamente, no puedo evitar despertar a mi «yo, historiadora» y las preguntas inundan mi cabeza.

Empiezo a unir las piezas de ese fantástico puzzle y recorro los pasadizos, descubriendo un río que demuestra las maravillas que se pueden conseguir con esfuerzo y constancia.

Y allí parada frente a la estatua de la mujer serpiente, la Tragantia me dejo perder por el mito del amor entre un padre y su hija.

Esta visita a la bóveda y a la iglesia no es sólo un recorrido turístico. En realidad es un paseo por algunos aspectos de la condición humana: el ansia de poder, la vanidad, la osadía, la venganza.

 

Barbireando